inmaflor

¿Qué fue de la propiedad intelectual, las patentes y la privacidad de la información?

In Co-working, Comunicación online, Crowdsourcing, Periodismo 2.0, Social media, Yorokobu on March 12, 2011 at 9:03 pm

MacroWikinomics
Wikinomics’ es un término que acuñó Tapscott (junto a Anthony D. Williams) y que hace referencia a todo aquello creado bajo el concepto de economía colaborativa y digital. Léase, la economía que surge de la colaboración entre grupos humanos a raíz de las relaciones sociales generadas por el 2.0. En este contexto, el ‘prosumidor’ (aquel que no sólo consume, sino que también produce) alcanza el rol protagonista.

Ejemplos hay muchos y muy variados. Lo más conocidos son Wikipedia, YouTube, Linux y MySpace, donde ya no existe un único creador, sino creadores múltiples: cada uno de nosotros aporta su granito de arena al resultado final. Todos nos convertimos así en co-autores. Y esto es sólo la punta del iceberg de un mundo que todavía está por llegar donde la interacción es condición sine qua non para el desarrollo máximo de la sociedad.

Pero la economía colaborativa no sólo está cambiando la forma en que trabajan las empresas, también está metamorfoseando los colegios, las universidades, la ciencia, la política, los medios de comunicación, la industria musical… incluso cómo nos comunicamos los unos con los otros. Las nuevas tecnologías han puesto en un brete a tan cotidianos asuntos e instituciones. Como sostiene el propio Tapscott, “todo un nuevo modelo basado en Internet está emergiendo”. Y si el futuro del mundo está en Internet, quedarse fuera es todo un suicidio personal y profesional. Seamos nativos o inmigrantes digitales, la economía y la sociedad ya no son las que eran, ya no funcionan de la misma manera. Y, como dice la sabiduría popular, adaptarse o morir (Darwin manda).

Encontramos en MATERIABIZ dos ejemplos de lo más evidentes:

InnoCentive es una comunidad que reúne científicos de distintas partes del globo para resolver problemas específicos. El gigante de bienes de consumo, Procter & Gamble, es una de las empresas que apoya la iniciativa para desarrollar sus propios productos.”

Boeing, por su parte, está usando Internet para redefinir sus procesos de investigación y desarrollo. El nuevo modelo 787 es el resultado de un fantástico esfuerzo colaborativo con sus proveedores. En lugar de desarrollar el producto únicamente con recursos propios en los laboratorios de investigación, Boeing promovió la colaboración de los proveedores en busca de mejores ideas.”

Boeing_787_Roll-out1
Las preguntas clave son: ¿se trata de propuestas aisladas o estamos asistiendo a un nuevo modelo empresarial donde la colaboración y la inteligencia colectiva son las claves del éxito? ¿Dónde quedan la propiedad intelectual, las patentes y la privacidad de la información? El tiempo dirá. Mientras tanto, sólo podemos constatar algo que ya está teniendo lugar y que, según Tapscott, incluye cinco puntos clave:

  • Colaboración horizontal: fuera jerarquías, dentro la interdependencia.
  • Transparencia: la empresas ya no son entes herméticos.
  • Compartir: fuera quedan los individualismos, dentro el principio marxista de la democratización de los medios de producción.
  • Actuar globalmente: se eliminan las fronteras.
  • Ser íntegros.

¿Qué consigue este nuevo modelo de economía? Pues así, a bote pronto, bajan los costes, se genera una mayor confianza y nuevas posibilidades antaño consideradas imposibles.

A día de hoy, “las nuevas empresas de Internet no se preocupan tanto por sus modelos de negocio como por la transformación de sus aplicaciones en plataformas sociales colaborativas y de uso masivo”, afirma Pardo Kuklisnki, uno de los autores más relevantes y respetados del 2.0 en su libro Geekonomía. Un radar para producir en el postdigitalismo.

geekonomia
Lo que antes era cuestión de ‘nerds’ se ha convertido en un asunto que nos atañe a todos. La economía tradicional ha muerto. Ha nacido un nuevo modelo de creación de servicios y riquezas que deja atrás la revolución industrial para lanzarse de pleno a la revolución digital. Ya no hay vuelta atrás. Las empresas y las personas tienen que ir a la misma velocidad que su entorno si no quieren quedarse fuera. “El poder de lo colectivo es mucho más fuerte e imparable que la iniciativa de una sola empresa”, afirma Enrique Dans, otro maestro en la materia.

Don Tapscott estuvo en Madrid inaugurando el ciclo de conferencias ‘Entendiendo los cambios. Libros, ideas y autores en Fundación Telefónica‘.

—————————————————————- 

ARTÍCULO PUBLICADO EN YOROKOBU EL 20 DE DICIEMBRE DE 2010

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: